24.6.08

Lo que Aprendí con el Conflicto "del campo"


En este sencillo acto, y tras 8 años de alimentación a base de lo mismo, ABANDONO las MILANESAS de SOJA, no sin antes decirles:

GRACIAS:


  • por lo baratas

  • por su rápida cocción

  • por haberme alimentado tanto tiempo

  • por no dejar olor ni ensuciar la casa

  • por resistir en el freezer

sin embargo, ADIÓS:



  • por transgénicas

  • por ser comida para cerdos, exclusivamente (tarde me entero)

  • por arruinar el suelo

  • porque el modelo monocultivosojero-extractivopetrolero ha creado la ilusión de que los ingresos permiten comprar carne (que paradoja, no?)

  • porque en casa nadie las come (las dejamos para cuando era estudiante)

ME DESPIDO NO SIN ANTES DECIRLES QUE AL MENOS PODRÉ CULPARLAS SI EN VEZ DE FLORECER, BROTO.



1 comentario:

Dorian dijo...

además, no nutren! la harina de soja ha sido despojada de todo lo bueno que tiene la soja. Durante más de un año las comí, pero caí en la cuenta de todo eso que comentás, con el adicional de enterarme de que era como comer celulosa, porque las hacen con harina de soja. Si conseguís porotos orgánicos (cultivados con conciencia, sin agroquímicos, sin estropear la tierra) podés hacértelas vos, ricas y nutritivas.
De eso no, pero otras recetas vegetarianas las comparto en mi otro blog.

verifico con widscqcn