30.7.08

Electrocardiograma comunicativo

Como buena geminiana que soy (dirían los astrólogos) me obsesiona el tema de la comunicación:

¿Hablan de lo mismo dos personas que tienen un dialogo sobre un mismo tema?

¿La gente se entiende, digo, cada uno capta alguna vez el sentido profundo de lo que el otro está diciendo y viceversa?

A veces cuando escucho a alguien es como si hablara en otro idioma. Entonces me pregunto si la que no entiende soy yo...

Pero a veces me parece conectarme... realmente "captar" lo que el otro dice cuando se comunica.
Me pasa cuando leo algún capítulo o fragmento en algún libro, o veo alguna película, o escucho a alguien decir algo y en su mirada entiendo...

En esos instantes siento una profunda conexion, y a partir de ahí ya ninguna otra cosa puede ser "comunicarse".

Hace unos añitos “entendí” (comprendí con una extraña profundidad, "tomé conciencia") que la comunicación de cada persona tiene la forma de un electrocardiograma. Y cuando se comunica con otros sus electrocardiogramas comunicativos se enfrentan: en algunos puntos se conectan y luego cada uno vuelve a su propia línea-mundo...
Cada uno tiene su eje, y permanentemente intenta acercarse al eje del otro (comunicarse). Sin embargo solo por moomentos cada uno se sumerge en el electrocardiograma del otro. Entonces se "comprenden". Es algo hermoso y profundo cuando eso sucede.

Desde que entendí eso ya no me molestan los malos entendidos

8 comentarios:

a n t i p l a n e s dijo...

sublime este post, Andrei. eso
comento y vuelvo a releerlo.
gracias

molo

SEBASTIAN dijo...

CON MUCHA HUMILDAD: ME SIENTO COAUTOR. O MEDIO CULPABLE NO SE!
VAMOS BIEN...

Andreievna dijo...

molo: gracias, ahora tendrás que comprar mi libro!!!

uruseba: no sr, mi teoría es anterior a las incomprensiones del blogchat. Pero por otro lado si, al menos sientase disparador de la motivación a escribirlo. Pero el copyright es mío, entendió?

nicor dijo...

hay electrocardiogramas de una rayita con pocas variantes en su recorrido, y electrocardiogramas con millones de rayitas con billones de variantes.
A veces, la primera resulta ininteligible, y la segunda muy simple.
La aprehensión del electrocardiograma ajeno radica en tener tolerancia, comprensión, paciencia, curiosidad, amor; y un buen corazon.

yo dijo...

¿cómo?

h-5 dijo...

te comprendi .

Nane dijo...

Interesante de verdad la comparación. Un electrocardiograma nos puede mostrar tantas cosas con solo saber analizar cada una de las líneas, la duración de cada una, la frecuencia con que aparecen. Nos habla de alteraciones para más, para menos, de la normalidad. Es tan representativo que cuando la línea base, la que se llama línea isoeléctrica se prolonga en el tiempo, con una ausencia de ondas, indica ausencia de actividad... muerte. Y me pareció tan increíble la comparación justamente por eso. Cuando no me puedo conectar con nadie es como que me siento atrapada en una caja. Un espacio limitado y, muchas veces sofocante, solitario, triste. El momento en que puedo contar lo que me pasa y la otra persona me comprende, ocurre una expansión de ese espacio, y hay alguien más, aunque por un solo momento, conmigo. Y se cumple la comunicación. Es inherente al ser humano buscar la comprensión en otro ser humano. Que sentido tendría, sino, el lenguaje? Y gracias a Dios por eso y por los momentos en que ocurre, como dijiste, esa profunda conexión.

Me encantó!
Abrazo grande

P.D.: Pará!!! Electrocardiograma escribiste?! NO! No, no, no! Yo pensé que era ECOcardiograma! No, olvidá todo lo que escribí, yo falté a la clase de electrocardiograma!

Arbusto dijo...

Cesar Aira dice que a todos les gusta escucharse a si mismos. Y que por eso lo de los taxistas que escuchan a los pasajeros es un mito equivalente a ese de la tribu alrededor de la hoguera escuchando fascinada al narrador.